Piña

Piña se puso mala por una picadura de garrapata y pedimos una casa de acogida para su recuperación. Su familia de acogida se enamoró de ella y han decidido añadirla definitivamente a la manada.


 .